GRUPO 1 SANTIAGO EL MAYOR main menu

Home About Castores Manada Tropa Esculta Clan Testimonial Contact

Nuestro grupo

El Grupo 1 Santiago el Mayor es una organización scout dirigida a niños y jóvenes. Se integra dentro de un proyecto educativo mundial, el Escultismo, dirigido a educar en valores y a través del contacto con la naturaleza. Con este fin, organizamos todo tipo de actividades destinadas a entretener, crear lazos basados en la amistad e inculcar unos valores mores basados en el respeto, la tolerancia, el compromiso y el esfuerzo.

Si no conoces nuestro grupo, puedes visitar la Galería y hacerte una idea de las actividades que realizamos. Si estás interesado en participar, quizás quieras consultar nuestra Guía de Bienvenida o entrar en la sección de Contacto para ponerte en contacto con nosotros y unirte al grupo

Si ya nos conoces, entonces puedes estar interesado en visitar la Galeria (y quizás recordar algún buen momento) o en consultar el Calendario para cuadrar ese viaje familiar. Visites lo que visites, asegúrate de sentirte como en casa.

¡Siempre listos!

El Escultismo es un método educativo complementario a la escuela y la familia, basado en la educación por la acción. Se basa en “aprender haciendo”.

Tiene como finalidad la formación de ciudadanos y ciudadanas responsables, desde el ocio y el tiempo libre, comprometidos con su entorno, críticos y activos. Todo ello, con el juego y la naturaleza como instrumentos.

El Escultismo ha ido evolucionando con los tiempos. Su misión es contribuir a la educación de las y los jóvenes con el objetivo de ayudar a crear un mundo mejor donde las personas puedan desarrollarse como individuos y jugar un papel constructivo en la sociedad.

Actualmente el Escultismo es un movimiento mundial, presente en 165 países. Es un movimiento sin ánimo de lucro, orientado a niños y jóvenes.

Desde el Grupo ofrecemos un proyecto educativo consciente, respetuoso, laico y apolítico. El objetivo es formar personas honestas, leales y responsables. Cada unidad tiene para ello una metodología propia, adaptada a las necesidades y posibilidades de cada grupo de edad.

Puedes visitar la metodología concreta de todas las unidades en su sección correspondiente. Si tienes alguna pregunta, hemos preparado una sección de dudas frecuentes en nuestra Guía de Bienvenida. También puedes mandarnos tu pregunta desde la sección de Contacto.

Castores

La Colonia de castores es la unidad de los más peques. Los castores tienen entre 6 años, edad a la que pueden ingresar en el grupo, y los 8 años, por tanto la estancia en la Colonia suele ser de dos años.

Es la edad de la máxima ilusión por descubrirlo todo. Es también la primera vez que salen de casa y comienzan a acercarse a los demás. Contemplan con curiosidad todo lo que les rodea, desarrollando la creatividad. Los objetivos en esta unidad se orientan a que los castores empiecen a ser sociables, comenzando por sus propios compañeros, aprendan a compartir y a asumir sus pequeñas rutinas, todo ello a través del juego, la alegría y la amistad. Por eso, el lema de los castores “Compartir” fomenta la igualdad y la solidaridad entre ellos.

Nuestro marco simbólico está basado en el libro de "La vida en el estanque", de donde provienen los nombre de los grandes castores: Malak, Kibu, Rasty y Lekes, que es como los castores llaman a sus Jefes. Los grandes castores les guiarán en el recorrido desde la madriguera, donde se encuentran al inicio, hasta el bosque donde el Castor Keeo les espera; para ello deben realizar la ardua tarea de construir el dique que les permita aprender lo necesario para desenvolverse con confianza por el bosque.

En su camino los castorcillos van adquiriendo experiencia que se traducen en las distintas fases de progresión: castor sin paletas, promesa, castor con paletas, castor keeo. Un momento importante de la vida en la colonia es cuando el castor recibe su nombre, por el que todos le llamarán a partir de ese momento, y que en muchas ocasiones les acompañará más allá de su estancia en castores.

Manada

La Manada la componen los Viejos Lobos (scouters o monitores de la Unidad) y los lobatos (niños y niñas integrantes de la Manada). Los lobatos tienen entre 8 y 11 años, por lo que la estancia en la Manada suele ser de 3 años.

En esta etapa los niños y niñas aprenden a convivir en pequeños grupos de seis, llamados “seisenas”, en las que se reparten responsabilidades y aprenden a trabajar juntos, desplegando sus hábitos sociales y responsabilizándose de su tarea. A través del juego, el niño aprende a quererse y respetarse, y a querer y respetar a los demás. Y es también a través del juego como va adquiriendo también sus propios valores personales que le acompañarán toda su vida. A través de talleres se inician en destrezas y habilidades, y a través de excursiones y campamentos, a desenvolverse por sí mismos de manera cada vez más autónoma.

El marco simbólico de la Manada se basa en "El libro de la selva" de Rudyard Kipling en el que Mowgly y sus hermanos lobatos viven mil aventuras en la selva, acompañados de los Viejos Lobos (AKELA, BALOO, BAGHEERA, RAKSHA...) que les guían y orientan en sus aprendizajes.

Las seisenas se distinguen con banderines de colores: la Seisena Amarilla, la Azul, la Gris y la Roja. Dentro de las seisenas los viejos lobos se apoyan el los lobatos de mayor experiencia, que son los seiseneros y subseiseneros, comenzando a adquirir de esta forma pequeñas responsabilidadas acorde a su edad.

Cuando el nuevo lobezno se considera que está integrado en la Manada recibira la Huella de Akela y luego sucesivamente la Promesa, La Huella de Baloo, La Huella de Bagueera y hasta la Insginia Mowgly para los más avezados.

Tropa

La Tropa la componen los chavales de entre 11 y 15 años y sus scouters, por lo que la estancia normal es de de 4 años.

Se trata de la primera unidad que ideó el fundador Baden Powell, por lo que se puede considerar el gérmen del método scout. Por ello, sin ser necesariamente la más importante, es la que suele dejar mejor recuerdo y más impronta en los chavales por las cruciales edades que pasan en la Tropa.

Es el tiempo de la afirmación de uno mismo; el deseo de aventura se hace más patente, se desarrolla el carácter, las actitudes y la capacidad de vivir en grupo, enriqueciéndose personalmente.

En la Tropa se trabaja en Patrullas, donde se potencia el compromiso personal. Eligen sus propios líderes y programan las actividades, con apoyo de sus educadores. Los chicos y chicas adquieren así sus propias responsabilidades y aprenden a valorar el trabajo en equipo. La figura del guía y del subguía de patrulla adquiere un papel mucho más relevante, convirtiéndose en los auténticos dinamizadores de la vida en patrulla. Cada patrulla tiene su animal totem (Lobos, Panteras, Rinocerontes, Ardillas, etc) y tiene sus propias tradiciones.

La imaginación deja paso a la sed de aventuras. El contacto directo con la Naturaleza y las destrezas para desenvolverse en el medio natural les permiten ir más allá en la formación de sí mismos y de su personalidad. Las patrullas son mucho más autónomas y son capaces de realizar sus propias construcciones (auténticos ingenios de arquitectura campestre) y se cocinan su propia comida.

La progresión personal en la tropa se basa en las sendas: Senda del compromiso, Senda del desafío y Senda de la Colaboración, además de la promesa scout que ya les acompañará durante todo el resto de su vida scout. Los más avezados podrán intentar conseguir el Scout Estrella. También a través de las “Especialidades”, los chicos aprenden destrezas individuales en áreas que más les motivan, abriendo así el camino de su formación profesional y de sus aficiones.

En la Tropa los muchachos y muchachas aprenden a tomar decisiones por sí mismos y colectivamente. Hacen sus actividades en contacto con la Naturaleza y comienzan a tomar conciencia del servicio a los demás. Aspiran a estar “Siempre listos”, como su lema.

Esculta

La esculta la forman los adolescentes scout de entre 14 y 17 años. La estancia normal en la unidad es de dos años. Este es un momento crucial para las ideas, los interrogantes y las ambiciones. Los chicos y las chicas empiezan a perfilar su personalidad definitiva. El grupo cobra enorme importancia y se hacen hombres y mujeres activos. No se conforman con el ocio pasivo y dirigido que se oferta a los jóvenes y por ello idean sus propias vivencias.

Los escultas elaboran sus propios proyectos, abiertos al servicio comunitario, se abren a la sociedad y afianzan su pertenencia y su responsabilidad ciudadana. Son ellos y ellas los verdaderos protagonistas de su futuro. Conciben la “Empresa o Proyecto” desde la idea hasta la ejecución, con la supervisión de sus monitores. Por eso los veréis en más de una ocasión haciendo campañas de financiación para sus campamentos y actividades, porque también comienzan a responsabilizarse del costo de sus proyectos.

Las actividades deportivas cobran gran relevancia en la esculta, pudiendo convertirse sus campamentos en verdaderas aventuras. Es una fase en la que empiezan a plantearse su formación profesional y a fijarse retos. Se hacen conscientes de que los estudios son vitales en este momento, sin dejar de lado también sus aspiraciones sociales y sus ganas de divertirse de forma saludable.

Nuestro lema "Unidad" refleja la intención de que todos los escultas “formen una piña” de forma que con la colaboración de todos consigan los objetivos marcados. Como en el resto de unidades en la esculta también tienen sus etapas de progresión: Integración, Compromiso/Participación y Animación, con las que se reconoce su aprendizaje y madurez.La Tropa la componen los chavales de entre 11 y 15 años y sus scouters, por lo que la estancia normal es de de 4 años.

Clan

La última etapa de la educación scout es el Clan Rover, formado por jóvenes a partir de 17 años. Ser Rover o compañero, es vivir intensamente cada paso, tomar las riendas y hacer un proyecto de su propia vida, empeñarse en cambiar el mundo y, sobre todo, creer que es posible.

Se comprometen colectiva e individualmente en acciones de cambio y se esfuerzan por crecer al tiempo como persona. Elaboran sus propios proyectos personales, se marcan metas y se ayudan mutuamente a madurar y crecer como adultos comprometidos.Colectivamente, se esfuerzan por hacer suya la máxima scout de “tratar de dejar el mundo en mejores condiciones de cómo lo encontramos”. Son jóvenes comprometidos socialmente, dinamizan, conciencian y ayudan a los demás con la esperanza de cambiar el mundo.

Los encontraréis trabajando en el barrio, o dinamizando a sus compañeros de clase o de trabajo aunque nadie sepa que son “scouts”. Por eso su lema es “Servir”. La progresión en el clan se inicia como Rover aspirante, continua como Rover escudero y culmina como Rover en servicio. Como el deber del scout empieza en casa, los veréis echando una mano en las otras unidades y cuando llega el momento pasando a formar parte del Consejo de Jefes. No todos los rovers pasarán a ser scoutes, pero el Clan es la mejor cantera de jefes con que cuenta el Grupo.

Calendario

Recuerda que el calendario puede cambiar y que los horarios son solo orientativos. ¡Mantente atento a la cadena!

¿Dónde estamos?

En el mapa puedes ver nuestro local. Tambien puedes escribirnos un correo con tus dudas u opiniones